Opciones de apagado en Windows 10

Introducción.

Cuando vamos al Botón Inicio / Apagar… encontramos las siguientes posibilidades:

Pasemos a estudiar la diferencia entre Cambiar de usuario, Cerrar sesión, Bloquear, Reiniciar, Reiniciar y actualizar, Suspender, Hibernar y Apagar.

Cambiar de usuario, permite disponer de varias sesiones abiertas al mismo tiempo y poder cambiarnos entre ellas. Resulta práctico cuando tenemos programas y archivos abiertos y no queremos que se mantengan abiertos.

Cerrar sesión, por el contrario sí que cierra aplicaciones abiertas y borra de la memoria los datos no guardados.

Bloquear, nos lleva a la pantalla de login. Se suele utilizar cuando tenemos que levantarnos y dejar el equipo funcionando.

Reiniciar, apaga y vuelve a encender a continuación.

Suspender, lleva al equipo al modo ahorro de energía, para poder reestablecerlo más adelante rápidamente. Guarda los datos y mantiene el trabajo abierto en memoria. El consumo de memoria es mínimo. Los equipos portátiles entran en este modo de manera automática cuando la batería se está agotando.

Hibernar, permite apagar el equipo completamente y también mantiene el trabajo realizado sin guardar porque los lleva a archivos temporales en el disco duro. Por ejemplo, los datos de una hoja de cálculo o los textos en un procesador.

La Suspensión híbrida, fue pensada para que los equipos de escritorio que utilizaban la suspensión no perdiesen datos ante un corte de eléctrico. Llevando los datos de la memoria al disco duro.

Apagar, cierra todas las aplicaciones activas y desconecta el equipo.

Volver al Índice del tutorial

Aprender más sobre el manejo de Windows:

5.00 avg. rating (91% score) - 2 votes

Deja tu comentario...

will not be published